Dos Estrellas

800px-pleiades_large

Has cubierto con tu mano, dos estrellas del firmamento, y con loco afán por describir lo que se encuentra en tu atmosfera, las has empujado, casi diría forzado a hablar. Los nudillos delatan el deseo de retención que ejecutas sobre ellas. Abres tu mano, como quien teme extraviar algo preciado. Y apenas atisbas su esplendor, tu voluntad se reprime sobre esta luz matinal.

Pues la extensión de tu brazo, amplitud del afecto humano, confundió con su luz la distancia irreversible entre esta y aquella.

Mi pensamiento suspiró, dentro de su laberinto verbal, comprendió que aunque la distancia desengaña, al mismo tiempo se aproxima a la velocidad vertiginosa; en su trayecto el pensamiento jamás tropieza. Así es que te regalo dos estrellas del firmamento en la modalidad de la palabra. El nacimiento de ambas está en el molde del pensamiento. Tus manos fueron su refugio, mis palabras fueron su libertad.

Anuncios
Explore posts in the same categories: amor, literatura, pensamientos, poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: