Noche Fría

beads-of-water 

Contaré lo que atestiguaron mis pupilas; todo aconteció en una noche fría con hálito gélido, penetrante de la soledad; su malestar, por soportar semejante inclemencia, adormeció un par de ideas de manos extendidas.

El lugar se encontraba acondicionado en la comodidad más por el triunfo del pensamiento que por la justificación mobiliaria, distante en ofrecer acogimiento. El aire presumía territorialidad oliente e intransigente. La memoria lesionada por días largos y solitarios dejaba escapar la presencia invisible de objetos; indiferencia airada con la notoriedad.

Una foto clausurada en el espíritu por desafiar al tiempo, y al primer goce de su avistamiento. Atmosfera compuesta de elementos análogos a los sentimientos que fijaron su establecimiento. Dignos de un tiempo, ahora fermentan pasajes nuevos, que tratan de escapar de ellos sin cesar.

Y una gota de agua, arremete con el socorro, que solo en el milagro se puede esperar; se desliza aunque tropezando; se apresura aunque a cada intento pierde su anatomía, no esta segura de dejarse ver, espera llegar, cuando menos, con su humedad a la mirada, en donde sabe, que su anormalidad en aquella atmosfera, será precipitada como rompiente de un esquema difícil de escapar. La naturaleza convulsiva de una gota de agua que muere; hay lagrimas, de quien observa en la noche fría con hálito gélido.

Anuncios
Explore posts in the same categories: agua, escribir, literatura, pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: