Mi Amigo

candle-flame

Mi Amigo

Tengo frio, mis dedos tiemblan, en espesa bruma, la tarde se ha estacionado en largo trecho donde mis memorias se alzan sin dejarme avanzar. Con cada paso, me uno a un designio; con cada aliento, el destino me toma, luego en la claridad de una lucidez inusitada, me descubro en una fase más que ayuda a completar mi misión.

No conocía el dolor, en realidad mi vida aunque dura, se había refrescado en las palabras maternales; mi aliento, mi refugio convertido en esperanza de lo que concebía como dolor, mas cuando corrí aquella cortina improvisada, las escamas de mis ojos se lavaron con las lagrimas desencadenadas, por tu moribundo cuerpo, te había conocido; mas la leucemia, hubo de cumplir la tragedia que temían mis mas ingenuos pensamientos.

Tu mirada la tengo clavada más en mi memoria que en mi corazón distraído e ineficiente. Tu recuerdo se ahonda, en lo que por fin conocí como desesperanza. Tu reacción a mis palabras, me pierden caprichosamente en un vaivén de sentimientos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: enfermedad, escribir, literatura, pensamientos, vivencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: