Un Beso Maternal

 Un Beso Maternal

La vida en aquel pequeño pueblo, transcurría sin contratiempos para las tareas domesticas propias de la supervivencia de tan pequeñas células familiares. Los accesorios tecnológicos que acompañan a la modernidad eran inútiles para contribuir en algo a facilitar o atenuar los trabajos de este pequeño universo.

Carlos recordaba los besos de su madre, ahora muerta; besos desesperados de su endeble rostro. Se llevo la mano a su mejilla restándole al presente realidad e importancia y se reto a sentir su calor nuevamente.

La broza sobre sus pies y la poca luz vespertina lo habían arrojado a un sueño del que apenas despertaba. Un beso de su madre convertido en horas, y el camino de vuelta a casa bajo la oscuridad suponía algunos peligros. Sin linterna ni acompañante, pero con la voluntad más fuerte nutrida por aquel beso maternal.

Hasta entonces se sabía fuerte pero ahora su inteligencia tambaleándose por entre las marcas de la adversidad se abría paso para revelarle una supremacía. Un beso perdido y recuperado.

Anuncios
Explore posts in the same categories: amor, literatura, pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: