Viento Suave

belfry_28psf29

Poco a poco, como quien se deja perder en un hecho que causa maravilla, así de pie, mi mirada fue acompañando la verticalidad de aquel campanario cuyo sonido merecía permanecer repicando, pues se distinguía ante tal imprevisto como señal de un camino reflexivo mucho más largo.

Cada piedra incrustada en el suelo por laboriosas manos, a las cuales mis cautos pasos rendían un homenaje al andar, estaba llena de una dignidad; junto al acompañamiento del repique. Bien podría haberlas tenido por guijarros lanzando vivas con el único lenguaje sabio, que era devolviendo en centellas el abrazo de un sol naciente. Exhortaban  no se si mi espíritu o  animaban el cuadro aquel donde las palabras parecían arrellanarse en moldes propicios.

Repleto tengo mi corazón de una sucesión de reflexiones tristes, alegres, magnificas, ordinarias; claro está  que debo sostener de una en una, y a quien más respeto por el temor que pueda originar en mi, es la tristeza; en la actualidad esta me descorazona partiendo mi vida en dos; un ayer y un presente.

El ayer se encuentra hundido en los océanos más profundos, aunque quisiera hacerme de él, arriesgaría la imposibilidad destinada a convertirse en eternidad; mi vida entera. El presente ha asumido mi triunfo sobre el pasado, contempla mi estatura ganada con la armadura de la fe.

No quiero ser campana que solo toca, quiero infundir en la extrañeza del lenguaje claro el silencio de quien se despabila en las palabras de quien me amó primero. ¡Sigue caminando! ¡Reanuda la marcha! que tu labor la agita el viento suave. El destino entreabre la emoción que el superlativo, más grande, no conoce. Escucha sin dejar flotar el eco de las campanas, por el contrario, permite que, a cada palpitar el corazón trate de responder. No es la interlocución dada entre tú y el aire con capricho por despistar a quien atento oye, es el diálogo entre el viento suave y tú.

Ahora puedo escuchar claramente lo que el eco ha transformado en voz con la acción de las campanas; ¡Tiende tu mano! ¡Dame lo que materialmente no es posible, pero intencionadamente es factible! la confianza. ¿Quien ha depositado su confianza a cambio de vana esperanza?

Anuncios
Explore posts in the same categories: amor, escribir, literatura, palabras, pensamientos, reflexiones, sentimientos, viento

2 comentarios en “Viento Suave”


  1. Ellas, tan libres y presurosas, no van ni vienen, simplemente se dejan balancear por el mágico péndulo de tus emociones. Claro que al hacerlo, dirigen imperceptibles y a la vez, el vaivén de tu corazón.

  2. jorge Says:

    Son tan libres, que a bien he tenido dedicarles lo que sin su ayuda resultaría maniobra mental difícil; la marcha de un pensamiento.
    Un Saludo Amiga Luz Marina…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: