La Apuesta

443px-the_little_schoolboy2c_or_the_poor_schoolboy

Tras el aparador contempló en una rapidez guiada por sus afectos, los títulos que formaban filas y órdenes de ideas. Colgaba de su hombro una mochila, y su escasa estatura ayudaba, de algún modo, a completar una pobrísima imagen. El pantalón sin bastilla y de corte desafortunado justificó en los mirones, rasgos de un pequeño infractor.

Durante el corto tiempo de frente a aquel concierto de emociones; prueba de su fiel inclinación a aquella fuente de libros, su mente aguardaba una satisfacción particular. La sutil trepidación que de el hacían los anaqueles al servicio del ideario, contactaban su sensibilidad.

Y así se ponía de vuelta a casa de la librería. El maratonista corre por su presea,  el ave aturde al viento con su vuelo, mas aquél echaba a andar con la diligencia de quien en manos ahuecadas acarrea la vitalidad del agua con temor a derramarla en su camino.

La hoja en blanco, se ha convertido en uno de sus recursos de más alto valor. Entenderse con el precio que implica su adquisición ha desmoronado una hogaza de pan en espera de compensar su apuesta por el fruto de los pensamientos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: amor, escribir, literatura, niñez, palabras, pensamientos, reflexiones, sentimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: