Archivos para julio 2009

Yo, Surrealista

30 julio 2009

Lionel_Walden's_oil_on_board_painting_'Night_Fisherman',_10_x_10_5_in_

Casi a mitad de año, cuando sin aliento se encuentran las festividades navideñas, de igual modo mis recuerdos respiran trabajosamente; vaivenes de añicos, caos de reconstrucción de hechos.

El adiós se duele, en la misma medida que, su antecedente, el amor; bruñe opacos gestos de temple humano en el presente. ¡Extraordinaria aleación entre la experiencia y la dignidad!

Vuelvo el rostro, por turnos, en derredor. La ambición en forma de frescor suave, me adula, ya que, he intentado viajar, con paso firme, a la fantasía. Donde generalmente te llevo un paso de ventaja, y no pocas veces alegato a mi favor.

Sin duda, todo obedece a una calma prodigiosa. Al fin, tregua solicitada por mi cansancio. Tomo impulso hasta surcar contracorrientes temperamentales, como piedrecilla rolliza acariciada por las arenas del mar, y en cuya distracción se pierde agradablemente mi asombro ¡Siento reparadas mis fuerzas!

Asimismo, el ardid de tu fragancia estacionada en las moléculas fantasmas de la memoria me sostienen, todavía, misteriosamente con vida.

Remansos

28 julio 2009

462px-Korovin_Moon_Night

De noche, justo cuando el silencio cede a la prominencia del respirar austero, y aborda el auge de la conciencia, doy el primer paso al umbral de la esperanza. Juntamente con la presencia de remansos en los que el recuerdo; ríe, llora y muchas otras veces trae a bien, sin esfuerzo aparente, una identidad azorada en la mar de confusiones.

Tal cual se ha presentado el ánimo nocturno, víspera del alba; despuntando sobre la dilación de cuanto parece en reserva de manifestarse. A pesar de que mi vista, dada a dolorosa supervisión, sigue el vals de hojas sueltas, socorriendo, lo sé, un sopor; suerte de grilletes y voluntad aherrojada.

Aún me atrevería a señalar que, Cualquier rendija por donde atraviesa la noción de luz en el espíritu, alcanza a multiplicarse el número de veces que el anhelo corre en pos de ella. Su arribo de mañana tan sólo obedece a una pequeña refracción de su plenitud. Dentro de uno brilla todavía mucho más.

Efímeramente Real

25 julio 2009

Alzatapadule

Apenas abrí la puerta, sentí recorrer de pies a cabeza un escalofrío. Procuré, como ya se ha vuelto costumbre adquirida, distinguir, si aquella sensación me venía de una emoción propia o si en verdad la temperatura de mi cobijo; cuarto y cama; ambientaba mis sentidos. Ilustración perfecta de la comodidad, o, quizás para el afortunado, el colmo de tropiezos y fracasos financieros.

Sonreí forzadamente al tiempo que hacia mía, una de esas tantas escenas en las que el protagonista burla al destino; aun así, el dolor me saltaba del pecho con ánimo de delatarme suspicaz. Haberme llevado las manos al corazón habría desmentido mi actuación y puesto en entredicho mi histrionismo.

Al paso de la luz entrante y escurridiza, observé; limitaba atrofiadamente la percepción de los objetos circundantes. Pequeñas fruslerías de carácter ornamental.

La decoración: resultado del sentido común, y no del buen gusto, de pronto, de la nada, cobró movimientos exiguos pero suficientes para hacerme flotar sobre un aire cargado de perdida de sentido del tiempo, y curiosidades cuyos nombres me exijo, desde ahora, guardar en secreto; pues atener mis apreciaciones a la locura podría advertir al lector, de lamentable cuadro clínico…sí…Podría ser el amor o quizá….

Sólo una imagen, es capaz de expulsar turbulentos desmayos de realidad; su blancura vence el matiz crepuscular de inoportuna tarde. Te extraño cuanto el rocío de cada mañana me augura el breve visiteo del significado del recuerdo; fuiste una vez real y sin embargo efímera en la sustancia que todavía motiva mis amaneceres.

Tonos Extraviados

24 julio 2009

Due_sportelli_di_libreria_con_scaffali_di_libri_di_musica

Larga cabellera prominente en su menuda figura, regada involuntariamente por la sombra de la tarde, se abre camino entre el dispar mobiliario y un laberinto formado por un preciado lote de libros; muestra discrecional, digna del genio reservado.

En cambio; tan singular e íntimo recinto se puebla de argumentos aduciendo la frase desencadenante e integrante de una historia. Voces humanas adyacentes a ruidos entrelazados con el trino de las aves, una vez sordos. En aquella atmósfera, dispuestos de extraña conciencia se ocupan, para bien, de indagar y afinar tonos extraviados.

Ojos negros, centelleantes de un colirio como jamás pronta imaginación supuso manifestarme, a menos que, habiendo forcejeado con desatinos temperamentales, la lágrima cristalina hubiera simuladamente entregado a expensas del alivio.

Cada movimiento suyo, absorbe parte de mí; la naturaleza de su ser exhorta a volverme delicado y serio cuando, detrás de mi timidez; el sol me alumbra mucho más.

De La Mano De Tus Vocablos

22 julio 2009

386px-Hans_Thoma_Geschwisterpaar

Se me quiebra la voz pausada e irreversiblemente, sombra a sombra, como si se extinguiera, cual luz diurna con la llegada de la noche, y entre esta vivencia crepuscular; vaivén de claros y oscuros, respiro con hondo desvelo la llegada de tus letras acurrucando la febril ansia de hacerme acompañar de tu presencia.

Aquella que mi alma ansiara, ¡sueños de luces, sol de primavera! Beatificación del destino, ¿quien lo creyera? Es la vida, dijo la luna, es la muerte, respondió la sombra. Y anteponiéndose a aquella, cubrió de dones nuestras esencias. Ellas que en vuelo silencioso, unió las letras y ató el destino. ¡Sello irrefutable del arte!

Que en los arenales del espíritu soslayado y ansioso, esperó aquél sol que nuestras almas impregnara, regando de sangre y lumbre; versos y prosa poética, nuestras manos, nuestras miradas. Ansiosa y nocturnal vacancia deseara entonces silenciosa magia, con el fin de colgar guirnaldas en desesperanzados corazones, almas dichosas y desventuradas situaciones.

En mi fuero interno, sé la ventura de tan exquisita luz. Balsámica Propagación en delicadas palabras; y a su vez dentro de ellas, con indumentaria refulgente, ascienden secretamente en dicha consoladora de lo que cada una significa. He visto las olas azules del mar, pasear en sus crestas, oscilantes transformaciones de haces celestes; océano de sentimientos te has convertido.

No demorará la creación de tu rostro, cuando con consumada fe, me tome de la mano de tus vocablos. Con ellos la escritura se vuelve grácil y verdadera; primero una sonrisa; luego un tierno acento; y al fin la palpitación deseada en el curso de mis contemplaciones, envueltas de un misterio que, habrán de revelarme tus pasos; compañía de un silencio cada vez más sonoro.

Que enredadas diademas en mágico espejo me reflejara, cual dorado perfume que bañaría de anhelos mí aterciopelada pluma y colorido pincel.

Y, ¡heme aquí! Navegando entonces, entre cielos y nubes; añorando plasmar tu imagen que otrora me regaló el aire y me envolvió en donaire ¡ígnea exquisitez! ¡Identidad de mi alma! a la cual esquiva luna y en silente magia, dio cuerpo e impregnó de calma.

*Escrito por Luz Marina

http://www.librodearena.com/blog/angeldeinspiracion/1562 y  Jorge

Una Precaución Desafortunada

11 julio 2009

Renoir_-_Quatro_Cabe%C3%A7as

La loza se desencajaba tras las zancadas de los paseantes en su intento por esquivar el castañeteo producido por esta que, en su sonora repetición inducía a desentenderse de la razón aficionada a disfrutar del pensamiento encauzado por la evidencia.

El por qué de verse libre de tal evento auditivo aun mina lo que tengo por encanto temprano y ágil de la memoria itinerante. El motivo ante el cual surge la alegría, el recelo, y si se quiere el lenguaje propio del alma.

Por ello, casi nunca me doy a la tarea de proponer esquivos pasatiempos como es; el trasponer tu silencio cuando grita en lo que dispone el diario vivir. Yo mismo romperé el ritmo de esta melodía que a medias se diluye en la precaución de los transeúntes.

Mírame, la niñez me ha asediado, en cada salto hecho sobre la débil loseta. Atemporal solaz me une a ti, cuando ambos sujetos a la inocencia, compartíamos un gesto misericordioso del tiempo depositado en la imperfección de la cantera.

Voces Del Ayer

4 julio 2009

468px-Anders_Zorn_-_Hins_Anders_%281904%29

El armonioso violín; prueba de quien hace de la noche su camino hacia la alternativa gratuita y plena de evocaciones, irrumpe en mi serenidad. Cual rumor clarificando su naturaleza llega tímidamente a hacerme compañía.

De recién conocimiento se ha convertido el hecho de poder incrementar la manifestación de una música que, hace algunos ayeres se gravó en mi con motivo de sonrisas esbozadas, sosteniendo cada nota instrumental hasta ese entonces suelta.

Algunas voces poco escuchadas, sin más, me arguyen pasajes nuevos. Tengo la sensación de que pertenecen a aquellas silenciadas a destiempo por mi desafortunada indiferencia, aun con ellas me parece hacerme a la mar y naufragar hasta el punto de disipar un desbocado corazón, plegado por ilusiones diluidas en imperceptibles gotas de realidad.

Esos ojos perdidos, ahora quietamente observan un sentimiento álgido, incoloro, deficiente en contestarse así mismo, sobre el amasijo conformado por el sueño y lo que se enhebra en tiempos y contratiempos. El paso de los amaneceres y atardeceres desabriga mis anhelos con su infatigable proceder y celeridad irreconciliable.