Una Precaución Desafortunada

Renoir_-_Quatro_Cabe%C3%A7as

La loza se desencajaba tras las zancadas de los paseantes en su intento por esquivar el castañeteo producido por esta que, en su sonora repetición inducía a desentenderse de la razón aficionada a disfrutar del pensamiento encauzado por la evidencia.

El por qué de verse libre de tal evento auditivo aun mina lo que tengo por encanto temprano y ágil de la memoria itinerante. El motivo ante el cual surge la alegría, el recelo, y si se quiere el lenguaje propio del alma.

Por ello, casi nunca me doy a la tarea de proponer esquivos pasatiempos como es; el trasponer tu silencio cuando grita en lo que dispone el diario vivir. Yo mismo romperé el ritmo de esta melodía que a medias se diluye en la precaución de los transeúntes.

Mírame, la niñez me ha asediado, en cada salto hecho sobre la débil loseta. Atemporal solaz me une a ti, cuando ambos sujetos a la inocencia, compartíamos un gesto misericordioso del tiempo depositado en la imperfección de la cantera.

Anuncios
Explore posts in the same categories: añoranza, amistad, calle, ciudad, escribir, literatura, niñez, palabras, pensamientos, recuerdos, reflexiones, sentimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: