Otra tarde

Cuando el transcurrir del día se va consumiendo con incoloras gotas de atardecer va emergiendo un panorama asimétrico en donde se detiene la vista y la verificación, una destilación de antiguos reflejos recaen sobre ella, entonces el confort de la silla envuelta de sol por la mañana, a estas horas últimas ya parece otra de muy diferente aspecto.

Siempre, sin variación alguna saco un inesperado pensamiento de su contemplación como si se tratase de un invaluable objeto tomado de un tesoro. Es un misterioso cumplir de observar y tomar en el aire la idea que se apresura a alejarse. De esta singular manera irrumpió en el lugar el niño con su cuaderno de dibujo bajo el brazo, llevaba consigo el bosquejo de un feliz rostro.

Antes de reconocer su silueta oía lejanamente sus pasos acompasados con una emoción que reconozco desde hace mucho tiempo, mi memoria es auditiva y seguramente por ello me dejo llevar por caminos tan estrechos donde apenas titila débilmente la evocación, te daré en seguida su sentir; es alcanzar el aliento con la fuerza de la voluntad.

No es un método en el cual logre atrapar como mariposas la esencia de una serie de instantes, pues lo que se marchó desde la distancia vive, es una rauda reacción a un movimiento interior caminando a mi lado sin motivo mayor que el de ser uno conmigo mismo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: escribir, escritor, infancia, inspiración, introspección, literatura, narrativa, niñez, pensamientos, reflexiones, relato, tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: